+34 945 24 24 24

Archivos por Mes: mayo 2016

Escapada a Menorca con amigas (esta vez dejamos los niños en casa)

Escapada a Menorca

Si cuando estás pensando en vacaciones, lo haces en clave de relax, no tienes que cruzar el charco ni atarte una pulsera a la muñeca. Quien busque evadirse con su grupito de amigas tienen en esta isla balear un valor seguro.

Menorca, en el archipiélago balear, ofrece esa anhelada tranquilidad para mimarse en compañía de las amigas rodeadas de verde salvaje y playas cristalinas, pero también cuenta con numerosos planes de ocio, buena gastronomía y tratamientos que invitan a olvidarse del reloj. Uno de los mayores encantos de este destino turístico es la combinación de colores que nos presenta la isla, el contemplar la puesta de sol sobre el mar es una actividad obligatoria y gratuita.

Comparte este post:

Leer más ...

Viaja a Menorca desde Vitoria con niños

Menorca, destino maravilloso para ir con niños

Ir a Menorca con niños es un acierto para vacaciones. Llega el verano de 2016 y tenemos la suerte de contar con vuelos para este verano con salida desde Vitoria. Uno de estos destinos es Menorca, así que aprovecho para daros unos consejos súper útiles para los que viajáis con niños.

Existen un montón de actividades para la iniciación de los niños en diferentes disciplinas. Sin duda, el verano invita a practicar deportes en la naturaleza, lejos del bullicio de las grandes ciudades. Los pequeños pueden aprender, explorar, desarrollar su curiosidad, jugar y divertirse.

Comparte este post:

Leer más ...

¿Qué son los nuevos productos turísticos?

Un nuevo producto turístico es aquel  producto, trabajo o servicio que contiene una novedad apreciable respecto a los ya existentes y que se desarrolla dentro de un espacio tiempo utilizando determinados recursos turísticos.

Los recursos turísticos son los de origen natural, los creados por la actividad humana y aquellos restos o vestigios (antropológicos) de la actividad humana, animal o vegetal que perviven en la actualidad.

Por tanto, un nuevo producto turístico debe ser novedoso y utiliza recursos naturales o artificiales creados por el hombre y  se desarrolla en una zona geográfica creando un polo de atracción turística.

Comparte este post:

Leer más ...

¿Qué son las políticas de viaje?

Son normas escritas que se aplican a todos los trabajadores de la empresa con objeto de controlar el gasto incurrido, sin comprometer la calidad de los servicios de viaje ni la efectividad de la inversión realizada.

Lo normal es que las empresas con cierta estructura y volumen de gasto, dispongan de una determinada política de viajes escrita con el objetivo de obtener con su cumplimiento una reducción de costes y una mejora de la experiencia de los mismos.

Entonces, ¿Es posible que unas determinadas normas (restrictivas) puedan obtener ahorros en los gastos de viaje sin variar sustancialmente el resultado? La respuesta es afirmativa y además, cuantas más restricciones existan, mas ahorros obtendremos.

Pero este es un tema que hablaremos detenidamente en otro post de forma más detenida.

foto-blog-avion

Hace 15 años el alcance de estas políticas de viajes era menor ya que  no existía una diferencia de precio importante o una distancia apreciable en la ejecución de los servicios.

Sin embargo, la reciente aparición de nuevos proveedores aéreos, hoteleros y de alquiler de vehículos de bajo precio o bajo coste, han permitido a muchas empresas ajustar sus políticas de viaje para sustituir determinados proveedores de servicios de viajes, empeño que permitió reducir costes y obtener cierta resistencia de alguno o varios viajeros.

Por tanto las políticas de viaje que ahorran, básicamente se han centrado en una sustitución de proveedores tradicionales por otras de bajo coste.

Una vez obtenidos estos ahorros, los departamentos financieros y de compras han visto en la herramienta de política de viajes una línea de trabajo para intentar lograr nuevos ahorros en otro tipo de aspectos como es el coste de intermediación de los viajes, implicar a empleados en salidas o regresos los domingos, un mayor utilización de los coches de alquiler, pagar kilometraje, política de flotas renting, etc.

Por otro lado las compañías tradicionales han realizado ajustes y nuevas propuestas para hacer frente al  bajo coste mediante procesos de fusión y crecimiento orgánico de sus propias aerolíneas de bajo coste de tal forma que nuevas políticas de viaje permiten también obtener mejoras para las empresas que se han adaptado a esas nuevas propuestas de compañías tradicionales.

En la actualidad, para crear unas correctas políticas hay que conocer bien cuál es el tipo de gasto de la empresa, los destinos y los orígenes de los viajes, el número de personas que viajan, las necesidades de esos viajes y una serie de factores que un profesional independiente tiene en cuenta y cuyas recomendaciones deberían de formar las líneas maestras de esas políticas de viaje.

En mi experiencia, el ahorro tiene que medirse contabilizando muchos más factores que los aparentes. Hay muchos gastos que quedan ocultos como la pérdida de las condiciones laborales de los viajeros que tiene que ser tomada en cuenta ya que una persona que viaja en peores condiciones suele ser menos productivo o siente la necesidad de recibir alguna recompensa por su esfuerzo. En otros casos hay medidas tan restrictivas que puede que haya viajeros que desistan en viajar, lo que puede traducirse también en pérdida de oportunidad de negocio.

Recuerdo haberme reunido con el staff de una multinacional en la que me invitaban, otro año más, a volver a reducir costes a cambio de aumentar mis remuneraciones por la intermediación. Me fue difícil hacerme entender que el ahorro dependía de la voluntad de los que viajaban en la empresa modificando sus hábitos de compra y que mi esfuerzo solo podía centrarse en educar o informar de los buenos hábitos que permitían ahorros.

Por tanto, las políticas de viaje tienen dos partes, una la del alcance de las normas escritas y dos el nivel de uso de acuerdo a las mismas. Si hacemos unas normas muy restrictivas estamos cargando al sistema de control interno para autorizar a determinados viajeros que se la salten (Eso implica autorizaciones, retrasos en las decisiones y pérdida de control de la ejecución de determinados trabajos)  y si hacemos normas demasiado flexibles podemos perder el control y no llegar a objetivos de ahorro.

Pero no son todas malas noticias para las políticas de viaje. Yo soy un defensor de las mismas, creo que deben de ser escritas con ayuda de un profesional que se informe a fondo de las necesidades de la empresa y que pueda hacer un planteamiento del gasto y de los proveedores que puedan tener un mejor ajuste obteniendo el máximo rendimiento de todos ellos y de los incentivos que procuran.

Nuestra labor de intermediación orienta al cliente para que adecúe sus necesidades a las mejores estructuras de servicios y precios del mercado, aconseja la utilización de determinados productos, acompaña a la firma de contratos con proveedores con políticas de incentivos y prescribe anticipadamente a las empresas promociones que resulten ventajosas.

En nuestro próximo post hablaremos de cómo ajustar las políticas de viaje al nivel adecuado en cada empresa y algunos atajos que nos permiten ahorrar.

Comparte este post:

¿Asistir a ferias? ¿Cuál es el beneficio?

La feria es un evento global, exclusivo a unas determinadas materias en las que cada empresa se sitúa y se compara con todo el mercado de esas materias o actividades concretas.

En la feria podemos apreciar si la calidad de nuestros productos es la adecuada, el precio está dentro de los parámetros de la competencia y si surgen o no nuevos productos, sistemas o movimientos de comercialización nuevos.

foto-blog-ferias

Hay dos actividades fundamentales en la feria, una es la búsqueda de proveedores o de materiales y otra la de la venta de nuestros propios productos.

En cualquier caso si acudimos a las ferias es porque es una herramienta de marketing que permite acelerar los procesos ya sea de venta como de compra y también acelera la constatación de las tendencias del mercado y de los movimientos de la competencia.

En cualquiera de las actividades en las que una empresa esté inmersa debe de procurarse estar bien informada y dedicar una parte de su presupuesto para acudir a las ferias y ver con sus propios ojos aquello que está pasando en el mercado global con sus actividades y productos que saca diariamente al mercado.

Como todo, hay que saber invertir de acuerdo a la dimensión de la empresa y a los objetivos de la misma. No es lo mismo tener una actividad supeditada a unos pocos clientes que a un número creciente de clientes o tampoco no es lo mismo si el producto tiene una cabida regional o nacional, a poder competir en otros mercados extranjeros.

La decisión de asistir con mayor o menor frecuencia a las ferias del sector dependerá del resultado del plan estratégico de cada empresa, valorando la inversión, la elección de las ferias y  la frecuencia de asistencia en el modo de visitante profesional o contratando espacios para exponer en la feria de forma individual o agrupada.

En el próximo blog hablaremos de las diferentes ferias, las regionales, nacionales e internacionales y de la idoneidad de elegir las ferias de acuerdo a nuestras necesidades.

Comparte este post:
Scroll Up